Centrado en el usuario

ELEGIR COWORKING EN MADRID EN LA ERA POST COVID: PRÁCTICO Y SALUDABLE

Ahora que muchos coworking empiezan a abrir sus puertas y a ofrecer de nuevos sus servicios a los clientes, es cuando los usuarios comienzan a preguntarse ¿en qué debo fijarme a la hora de elegir un coworking?

Mesas separadas, aire acondicionado con filtros y limpieza diaria van a ser parte de nuestro día a día pero ¿no hay nada más a tener en cuenta?

Los coworking en particular se van a volver aún más flexibles ya que pueden abrirse, cerrarse o configurarse de muchas maneras para cumplir las necesidades de sus clientes. El mundo cada vez es más “flex” y los coworking son los reyes de la especialidad, así que son los más preparados para esta nueva situación.

En general, los espacios flexibles posteriores a la pandemia acelerarán la tendencia hacia un modelo de relación con el usuario más próximo al sector del ocio y la hostelería.

El bienestar del usuario se pondrá en el centro. Y esto tendrá que suceder tanto en los edificios actuales, los cuales tendrán que adaptarse si quieren seguir siendo ser rentables, como en los futuros, los cuales serán diseñados desde el principio poniendo la practicidad y el bienestar en el centro.

Y por usuario entiéndase tanto al empleado, como a la empresa, como al autónomo. Cada uno de ellos tiene diferentes necesidades, pero todos van a colaborar en el mismo espacio físico y por lo tanto ese espacio físico debe atender las necesidades de todos ellos. De lo contrario, estos usuarios simplemente elegirán otro sitio desde el cual desarrollar su actividad profesional, que sea más acorde a sus necesidades.

Aunque a todos nos seguirá importando el aspecto estético del espacio de trabajo, el lado práctico pasará a ser más importante y en esa practicidad están los aspectos de salud e higiene. Por ejemplo, trabajar un espacio de trabajo que no permita la ventilación natural puede llegar a ser un grave inconveniente.

Durante el confinamiento muchos nos hemos quejado de la idoneidad de nuestro mobiliario en casa a la hora de trabajar. Todos salimos corriendo hacia nuestras casas para entrar en un confinamiento que se iba alargando en píldoras de quince días. Durante este tiempo ¿quién no se ha quejado de su silla? Para comer puede estar bien pero para trabajar 6 u 8 horas al día, no way. Por lo tanto, el mobiliario de trabajo será uno de esos elementos prácticos que se impondrán sobre otros más estéticos como tener una cafetera último modelo o un mural con un diseño rompedor.

Los espacios de trabajo en general y el coworking con mayor motivo son espacios donde a partir de ahora la creatividad y el trabajo en equipo van a ser más importantes aún. Muchos usuarios declaran abiertamente que si bien el teletrabajo les ha permitido ser más productivos y tener una vida personal más rica, han echado en falta enormemente el contacto personal con sus compañeros de trabajo. Es por eso que los centros de trabajo no van a desaparecer, si no que serán el “cuartel general” de la empresa, como lo ha sido la plaza Mayor de cualquier ciudad para sus ciudadanos. Los espacios de trabajo se convertirán en el lugar en el que debes estar si quieres ser parte del futuro de tu organización.

Trabajar desde casa ha tenido muchas cosas positivas. Es por eso que los espacios de trabajo deberán incorporar esas cosas positivas y convertirlas en servicios si quieren atraer y retener usuarios. Se deberán crear zonas con diferentes propósitos como áreas de trabajo sin ruidos, áreas de colaboración donde compartir ideas, áreas de descanso, etc. La crisis nos ha dejado la responsabilidad de mejorar la experiencia en el puesto de trabajo. El proceso está siendo duro, pero el resultado final parece prometedor: existe una urgencia en crear espacios trabajo que cuiden nuestra salud y mejoren nuestro bienestar.

.

¿Quieres mantenerte al día?

Ir arriba
¿Necesitas ayuda?