«Oficinas calientes»: La adaptación obligatoria de las empresas al modelo híbrido

Oficinas híbridas

Algo que parece sí haber cambiado para siempre es la forma de trabajar tras la pandemia. El teletrabajo se ha convertido en una mínima dentro de cualquier empresa y ya está en el imaginario de cualquier trabajador a la hora de elegir dónde trabajar. La fuerza del trabajador es tal, que el tejido empresarial está haciendo un ejercicio de reflexión a nivel de recursos humanos, buscando un nuevo modelo de trabajo y oficina. En este artículo de El País, diferentes responsables de recursos humanos ya afirman que es necesario tener en cuenta el modelo híbrido de trabajo puesto que es una demanda firme del talento.

Llegan las oficinas calientes

El término oficinas calientes realmente es una adaptación a las oficinas flexibles que ya dieron a conocer tras la pandemia. En este caso se utiliza porque las empresas fijan días «calientes» en los que los trabajadores acuden a un centro de trabajo y el resto de los días puede trabajar desde cualquier lugar. Para adaptarse a este modelo, las empresas han optado por dos formas de hacerlo: Reutilizando su propia oficina u optando por un coworking por días.

Oficina de día, teatro de noche

Una de las maneras que ha encontrado la Empresa de adaptarse al modelo híbrido es reutilizando el espacio no utilizado por sus trabajadores. Hace dos años, una empresa de 200 trabajadores tenía una oficina en la que cupiesen esos 200 e incluso algunos más. A día de hoy esa empresa de 200 puede tener la mitad de la plantilla teletrabajando 100% y el resto en modelo híbrido. Esto hace que la mayoría de la oficina esté vacía. Por ello, se está empezando a optar por «realquilar» esos metros restantes para cualquier otra tarea como conferencias, exposiciones, etcétera.

El coworking como solución al problema

Las empresas que reutilizan sus metros restantes son las menos, frente a todas las que optan por un centro de coworking que les ofrece justo lo que necesitan. En un coworking la oficina caliente se entiende como un espacio que utiliza la empresa siempre que lo necesita y, ahí viene lo importante, para cualquier motivo laboral. Un coworking puede ser utilizado tanto para grandes reuniones semanales con tu equipo, como para tener una oficina donde trabajar unos días a la semana e incluso para que trabajadores de la empresa puedan desempeñar su teletrabajo desde ahí y no pierdan el ambiente laboral. De esta forma la adaptación al modelo híbrido, que, según los expertos es ya una realidad para poder mantener el talento dentro de las empresas, tiene su mejor aliado en los coworkings. Consiguiendo una optimización de los espacios por parte de la empresa y mantener al equipo totalmente motivado para su trabajo.

¿Quieres mantenerte al día?

Ir arriba