Startup IT: ¿Coworking u oficina propia?

startup IT en coworking

Las empresas en fase de lanzamiento siempre se encuentran con la disyuntiva a la hora de elegir el espacio para desarrollar su actividad. En el caso de las startup dentro del sector IT, existe una diferenciación mayor con respecto a otras actividades por la normalización del teletrabajo y los servicios externos. Este artículo hablará de las facilidades que puede tener una empresa de este tipo de crecer dentro de un coworking.

Optimizar la rentabilidad económica

Un coworking o una oficina privada dentro de un coworking se impone a un alquiler de oficina tradicional a la hora de optimizar costes. Una oficina propia tiene unos gastos fijos todos los meses, independientemente del tamaño del equipo o del rendimiento económico que esté teniendo la empresa. Son unos gastos muy difíciles de reducir y que no disminuyen aunque la plantilla sea menor. Sin embargo, en un coworking, la startup IT puede amoldarse a las diferentes oficinas privadas o puestos que ofrecen estos espacios, es decir, con menos personal, se reducen los gatos. Además, un coworking reduce los gastos de luz, agua, internet, etc, a una sola factura, que también es desgravable como gasto.

Elige la ubicación perfecta

Conseguir una ubicación céntrica en ciudades como Madrid, también es un signo de estatus para estas empresas nuevas que puede ayudar al desarrollo de las mismas. Aquí, la ventaja entre un coworking y una oficina tradicional está en que los espacios de trabajo compartido ofrecen ese servicio en el centro de las ciudades (o en la ubicación que se elija), sin necesidad de pagar los altos alquileres que tienen las oficinas tradicionales.

Flexibilidad de plantilla

Las empresas en fase de lanzamiento son el ejemplo perfecto de cómo aumentan y disminuyen las plantillas en cuestión de tiempo. Además, las dedicadas al sector de la programación, son las que recurren al teletrabajo, una forma de organización que se ha extendido tras la pandemia y que parece que se instaurará para siempre. Una oficina tradicional tiene un espacio máximo para los trabajadores, pero que no disminuye si la plantilla es menor. Esto no pasa en un coworking ya que existen oficinas privadas de varios tamaños, puestos de trabajo fijos o flexibles y la posibilidad de reuniones conjuntas en las salas pensadas para ello.

Crecimiento conjunto gracias al networking

OXYGEN ha sido el primero de los espacios de coworking especializados en el sector IT. De esta manera, tanto las empresas como los profesionales del sector de la programación tienen en un mismo espacio todos los servicios complementarios para desarrollar su actividad. Agencias de marketing, diseñadores UX, expertos audiovisuales y hasta la posibilidad de participar en las formaciones impartidas por OXYGEN Academy. En definitiva, un sinfín de ventajas para las startup IT que están pensando dónde desarrollar su actividad de la forma más productiva y rentable.

¿Quieres mantenerte al día?

Ir arriba